Relacionarse

La ética del hombre no debe terminar en el hombre, sino que debería ir más allá y extenderse a todo el universo. Debemos recuperar la consciencia de la gran cadena de la vida, de la cual no nos podemos separar.

Albert Scheweitzer

Mata Mua (Hi havia una vegada) - Paul Gauguin

El tercer bloque gira en torno a cómo nos relacionamos. Cada uno de nosotros estamos conectados con el resto de personas que habitan el planeta tierra, ya sea del pasado, del presente o, incluso, del futuro. A pesar de que necesitamos los esfuerzos de los demás para sobrevivir, nuestra tendencia es obviar todas estas conexiones infinitas. Nos hemos acostumbrado a vernos como individuos separados, autosuficientes, centrados en nosotros mismos, pero si somos capaces de trascender estas ideas podemos ser más felices y al mismo tiempo contribuir a la felicidad del entorno. Las actitudes que se trabajan en este apartado son el respeto, el perdón, la responsabilidad y el agradecimiento. El agradecimiento se entiende como la consecuencia lógica de observar la larga cadena de interdependencia; el perdón se trabaja como una forma de recuperar la estabilidad perdida, cuando lo damos, y de ejercer la responsabilidad, cuando lo pedimos, y las otras dos actitudes se trabajan enfatizando la fuerza que nos dan y la importancia de cultivar la corresponsabilidad.