La mente crea la realidad

Objetivos

Comprensión de la relatividad del pensamiento

El principal objetivo es hacer reflexionar a los alumnos sobre cómo surgen los pensamientos y sobre el papel que desempeñan los pensamientos en la formación de las emociones. Se trata de que se den cuenta de que al observar la realidad interponen una mirada, de que interpretan con su mente la realidad que les rodea. Un paso más hacia la consecución del objetivo de las unidades de este bloque sería poder identificar algunos de estos filtros, ver la importancia que tiene cambiar patrones o esquemas que no les sirven para crear otros nuevos que les ayuden a estar mejor consigo mismos y con los demás.

Comprensión del hecho artístico

Entender el arte como un medio que nos conecta con las emociones y con los pensamientos y que nos ayuda a entender mejor qué somos, cómo nos sentimos y qué queremos.

Reflexionar sobre qué es el arte a partir de una serie de obras, de modo que el estudiante comprenda la relatividad de las interpretaciones, tanto del hecho artístico como de la vida misma.

Iniciación al espacio de tiempo dedicado a centrar la mente

Introducir poco a poco el hábito de empezar la clase con pequeños ratos de introspección. Se trata de presentar esta actividad de forma natural, sin imponer nada, de modo que poco a poco se convierta en un hábito.

Metodología

Xema Madoz

En esta unidad didáctica estaría bien ir introduciendo de forma suave los ejercicios de respiración y relajación destinados a centrar la mente, con el fin de favorecer el hecho de conectar con uno mismo.

Para ayudar a los alumnos a entender el tema, el profesor utilizará la presentación digital que lleva por título Cómo pensamos y que trata sobre el contenido de la percepción, con el fin de que el alumno reflexione sobre cómo percibimos el mundo. En la última parte de la presentación aparecen imágenes de engaños visuales. Los engaños visuales están pensados para que funcionen a modo de metáfora, de forma que el alumno establezca una comparación y entienda que, de la misma manera que a veces unas determinadas imágenes nos engañan y nos hacen ver elementos de forma incorrecta, también a menudo nuestros pensamientos están distorsionados. 

Para que el aprendizaje sea más vivencial y puedan experimentar, los alumnos construirán unas gafas como metáfora de su manera particular de ver el mundo. Con las gafas puestas dibujarán unas flores, reflexionando al mismo tiempo sobre la naturaleza de la flor (la actividad se explica con mayor detalle en el apartado Actividades y temporización). El profesor debe tener en cuenta que el objetivo principal del ejercicio no es la representación fidedigna de las flores, sino la constatación de la mirada única y parcial ante la realidad, así como el aspecto cambiante de lo que observamos y de nosotros mismos.

Los dibujos de los estudiantes y el proceso de experimentación se plasmarán en una presentación audiovisual, que, junto con los juegos matemáticos, les ayudará a reflexionar sobre lo que han aprendido. Por último, el vídeo Arte y realidades puede servir como elemento de integración.